La tradición: Fogueres, Coca amb Tonyina, y más

Ya huele la ciudad a pólvora, ya empiezan a levantarse los monumentos que quemaremos con todo lo malo de los últimos doce meses. Pero el periódico nos recuerda que, más que las puras hogueras, de lo que se trata es de acoger la tradición popular: nos habla del concurso de coca amb tonyina, de la inmersión en los juegos tradicionales infantiles de la Bellea infantil y su corte,… ¡hasta una mascletá infantil sin pólvora hemos visto estos días!

Se trata de acercarnos la tradición de nuestros mayores, enlazar con los que nos precedieron, recibir lo que nos entregaron a nosotros para entregarlo nosotros a los que nos sucedan. A pesar de ser frecuentemente denostada, la tradición nos hace solidarios con la historia. Con todo los defectos que podamos ver en ella, la tradición nos da firmeza para avanzar con pie seguro, e incluso si queremos cambiarla en algunos de sus aspectos, debemos seguir sostenidos por ella mientras lo hacemos. Como aseguraba Mark Twain por boca de Wilson el Chiflado: “La tradición es la tradición, y nadie puede tirarla por la ventana. Se puede, en todo caso, empujarla escaleras abajo, peldaño a peldaño.”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s