Agresión en el Hospital de Alicante

La policía se ha llevado detenido a un hombre por agredir a un celador del Hospital General de Alicante que le había recriminado por fumar en el recinto. Vamos, por cumplir con su obligación. Y, en último extremo, por defenderle de sí mismo. Un nuevo caso de violencia en el ámbito sanitario.

Es triste reconocerlo, pero hechos así no son noticia ya de puro frecuentes. En los últimos tres años, el Observatorio Nacional de Agresiones de la Organización Médica Colegial ha recogido 1500 denuncias -3428 agresiones en los ocho años de vida del Observatorio- , y estamos hablando únicamente de agresiones a médicos. Para los enfermeros el asunto es más grave: 1469 agresiones ha registrado en 2018 el Observatorio Nacional de Agresiones a Enfermeras y Enfermeros. Entre unos y otros, 2000 casos el año pasado, más de 5 al día. Es para darle un par de vueltas.

Quizás deberíamos tomarnos en serio educar en la resistencia a la contradicción. En interés propio: este hombre no pensó que después de emprenderla con el mobiliario y el trabajador, tendría que ser atendido y cuidado por sus propias víctimas. Y en interés general: a nadie le interesa una sanidad a la defensiva.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s