La comunicación humana en pandemia

Es curioso cómo acciones que, antes de la entrada del Covid 19 en nuestras vidas, eran tan cotidianas que ni las notábamos, ahora han cobrado un valor astronómico. No sé de nadie con quien haya hablado que no me haya expresado sus ganas de volvernos a ver, el teléfono, el house party, zoom y el meet no han sido suficientes. Nos decimos más que nunca nuestros deseos de terminar el confinamiento y volver a mirarnos cara a cara y lamentamos las mascarillas y el metro y medio de separación.

El consuelo, mientras tanto, ha quedado en las redes sociales que estos días más que nunca han tenido un uso desaforado. Los móviles han ardido con mensajes de whats app preguntando por el estado de familiares, amigos y conocidos a los que el virus ha tocado de forma más o menos intensa. Instagram nos ha mostrado cómo han vivido la cuarentena los nuestros, así como los famosos. Y con vistas a la crisis económica que ya está aquí nos hemos unido en agrupaciones locales para incentivar el consumo de lo nuestro.

Facebook, la red madre, ha acogido en su seno encuentros como “Quédate en Alicante” promocionando el turismo local, “Yo compro en Alicante” donde los comerciantes de toda la ciudad nos hablan de sus productos y servicios, “Yo como en Alicante” donde se nos hace la boca agua pensando en el momento de poder tomarnos exquisiteces fuera de casa, o “Romería en Santa Faz” para los nostálgicos de la procesión a la sábana santa.
Y es que, como diría John Donne, “ningún hombre es una isla”, y menos que nunca durante una pandemia.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s